La válvula EGR: qué es, funcionamiento y averias

Algunos propietarios de coches de gasolina se sienten afortunados de haber elegido este tipo de motor cuando escuchan los problemas que los filtros de partículas FAP están provocando a sus usuarios. Sin embargo, pronto este dispositivo estará presente en los motores gasolina.

Las nuevas tecnologías consiguen más potencia a cambio de mayor contaminación

El informe TÜV Nord de diciembre de 2013 puso de manifiesto que la actual búsqueda de una mayor potencia y menor complejidad de los motores mediante el downsizing y la sobrealimentación está teniendo como consecuencia un incremento alarmante de las emisiones de partículas hasta 1000 veces superior en los motores turbo de baja cilindrada y en los de inyección directa.

Sin embargo, a pesar de conocer los resultados de este informe, los fabricantes se han limitado a acatar lo que las normativas dictaban y no a solucionar el creciente problema de las emisiones de partículas contaminantes. Ahora, la nueva y más estricta norma Euro 6C, que entrará en vigor el año que viene, obligarállevar incorporado, al igual que los diesel, un filtro antipárticulas FAP a aquellos motores gasolina con motor turbo inyección y a los sobrealimentados  para reducir estas emisiones hasta un 90%.

Los motores gasolina de inyección indirecta multipunto no necesitarán, de momento, incorporar filtros de partículas a sus sistemas de escape.

Mercedes y Volkswagen pioneros en seguir la Euro C6

La primera empresa en cumplir la normativa y anunciar la incorporación del FAP en sus modelos ha sido Mercedes Benz, comenzando con el Mercedes Clase S para así ir ampliando progresivamente la gama de vehículos que serán adaptados a la Euro 6C.

Como era previsible, no ha pasado mucho tiempo hasta que otro de los grandes haya abrazado altruistamente esta preocupación por nuestra salud. Volkswagen tiene previsto comenzar en 2017 a instalar en sus motores TSI y TFSI filtros antipartículas y para 2022 equipar anualmente siete millones de vehículos con esta tecnología. Los primeros vehículos que a los que repercutirán estos cambios son los Volkswagen Tigual y los Audi A5. Todo esto forma parte de la denominada “Together Strategy 2025” que prevé, además de lo mencionado anteriormente, disminuir el número de modelos de la marca de 340 a unos 300.